Los sistemas de calefacción de bajo consumo más ecológicos

Los consumidores siempre estamos buscando el sistema de calefacción de bajo consumo definitivo, tratando de ahorrarnos unos euros en calefacción. Pero también, y cada vez más, estamos atentos al impacto ecológico de nuestro sistema de calefacción. Hoy hablamos de algunos sistemas de calefacción frecuentes y si son más o menos respetuosos con el medio ambiente.

¿Tenemos claro de qué hablamos cuando decimos que algo es “ecológico”? Porque es una de esas palabras que de tanto usarlas están perdiendo su sentido… Podemos fijarnos simplemente en el etiquetado ecológico y confiar en los criterios de las autoridades que los han certificado… Pero digamos que algo es ecológico cuando su impacto ambiental es neutro o incluso positivo (o sea, que no daña al planeta).

sistemas calefacción bajo consumo ecológicos

Con esa idea en mente debemos diferenciar entre calefacciones económicas y ecológicas. Así, el gas natural o el gasóleo pueden ser baratos, pero generan CO2 y otros gases. Por la misma razón, las calefacciones de biomasa no dejan de ser contaminantes (aparte de necesitar salida de humos), aunque más racionales. En cuanto a los sistemas alimentados eléctricamente, todo dependerá de cómo se obtiene esa electricidad.

Calefacción de bajo consumo y respetuosa con el medio ambiente hay poca

Aparte de los habituales trucos caseros para calentar tu casa, el único sistema de calefacción de bajo consumo verdaderamente ecológico será aquel que extraiga la energía de fuentes renovables. Del sol, básicamente. Las instalaciones fotovoltaicas son excelentes para calentar tu casa si van asociadas a un buen sistema calefactor.

El más eficiente de esos sistemas es el suelo radiante, sea eléctrico o hidráulico. Tiene el gran inconveniente de su costosa instalación (es caro y hay que levantar todo el suelo), pero a la larga merece la pena, especialmente en regiones muy frías.

Las bombas de calor son otro sistema muy prometedor, que además también puede refrescar tu casa. Los principales inconvenientes de estas bombas tienen que ver con el mantenimiento, los ruidos que producen y que no generan un calor constante, como nos explican en este estupendo post.

El póster calefactor es una alternativa novedosa y flexible

sistemas calefacción bajo consumo ecológicos

Quizás hayas oído hablar del póster calefactor decorativo como sustituto de las estufas eléctricas o de butano de toda la vida, frente a las que presenta grandes ventajas. Para empezar, no seca el ambiente ni consume el oxígeno de la habitación. Presenta un consumo energético máximo de 500W, que es tres veces menos que el de un aparato convencional.

Pero hay mas: los calefactores son dispositivos en los que las pérdidas de calor son útiles (calientan el entorno) excepto el calor desperdiciado en “calentarse a sí mismo”. El espesor de Novomir500® es solamente de 0,2 milímetros y la pérdida de calor en su propia calefacción es insignificante. Esto significa que su eficiencia energética es casi igual al 100%.

Este calefactor de pared crea una zona térmica de 2,5 metros de radio, suficiente para sentir el calor y la comodidad en el lugar de trabajo o de descanso. A veces no tiene sentido hablar de los metros cuadrados de una vivienda, sino de la zona en la que nos encontramos.

El calefactor de bajo consumo Novomir500® resulta perfecto para espacios específicos en una región fría, sirve en el entretiempo para caldear una parte concreta de la casa y nos puede evitar encender la calefacción demasiado pronto o calentar toda la casa sin necesidad. En ese sentido, el planeta nos lo agradecerá.

2018-09-16T16:45:16+00:00 16 septiembre 2018|

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.