Hoy queremos mostraros que la utilidad de cualquier objeto de uso cotidiano no está reñida con el hecho de que ocupe poco espacio. Es más, parece una clara ventaja poder usar objetos que nos permiten ganar metros en casa. Como pasa con nuestro poster calefactor eléctrico de bajo consumo, por supuesto…

Sea porque disponemos de poco sitio o simplemente porque nos interesa poder mover o guardar nuestras cosas con facilidad o con frecuencia, aquí os presentamos cinco objetos perfectamente funcionales que ocupan poco espacio.

Cesta plegable

Los baldes o barreños rígidos de toda la vida no tienen nada que hacer contra esta cesta plegable de Lidl. Los bordes y las asas son rígidas, pero los laterales se doblan de forma que puede guardarse tras cada uso, ocupando muy poco espacio.

Convierte tu cesta de la ropa sucia en un macetero chic para la terraza o dale cualquier otro uso ingenioso que se te ocurra, porque por lo demás tiene los días contados. Cerrado o con aberturas de ventilación, ofrece las mismas prestaciones y se guarda en cualquier rincón.

Sartenes de mango extraíble

El menaje es una de esas cosas que ocupan mucho sitio, pero de las que no podemos prescindir en una cocina. No obstante, hay una solución (o al menos un paliativo) para ello: las sartenes de mango extraíble o desmontable.

Casi todos los fabricantes ofrecen este tipo de sartenes, que son cada día más populares no sólo por ocupar menos espacio, sino también por su versatilidad: son aptas para usarse en el horno, ya que ¡no hay asa que vaya a derretirse!

Mesa abatible

No nos digáis que no se os había ocurrido; en una casa no puede faltar una mesa, o más bien varias, pero ocupan tanto… A veces hay que moverlas varias veces al día para ganar un poco de sitio libre. Las mesas abatibles, al rescate.

A nuestro modo de ver, las mesas abatibles ancladas a la pared son las más funcionales. Se cierran en un momento mediante mecanismos muy sencillos. Sea para comer, para trabajar o para cualquier otra cosa, son una solución muy práctica.

Móvil plegable

Esto es impresionante. Samsung (y otros fabricantes le siguen de muy cerca) prepara la salida al mercado de un móvil plegable. Lo que oyes. Perfectamente funcional, con todas las garantías tecnológicas de la casa alemana, pero que ocupa la mitad de espacio en tu bolsillo.

Si te estás preguntando qué pasa con la pantalla… Bueno, es lo mismo que nos pasó a nosotros. Parece que el diseño ha dado muchos quebraderos de cabeza a los ingenieros, pero que los problemas técnicos están solucionados y 2020 será el año de los móviles plegables.