Cuatro formas de calentar tu casa en plena cuesta de enero

No sé si te has fijado, pero la famosa cuesta de enero coincide con el periodo más frío del año. Dicen que los males nunca vienen solos: tras los excesos económicos de la Navidad se nos juntan las subidas de precios tan típicas de estas fechas como el turrón de hace dos semanas y el frío que, ahora sí, ya ha llegado por fin.

En fin, ¡arriba ese ánimo! Vamos a intentar matar dos pájaros de un tiro con estas cuatro formas de calentar tu casa por poco dinero esta cuesta de enero.

Calefactor de paredNovomir500

Empezamos con este calefactor de pared. Hablamos de un calefactor sumamente funcional. Energéticamente es muy eficiente, porque que consume poco en relación con su capacidad calorífica. Tiene una potencia de 500W y tarda apenas 10 segundos en arrancar. Además no requiere instalación, cuenta con certificado Ecoembes y dos años de garantía.

Este poster calefactor se adapta a todo tipo de ambientes y es muy práctico para caldear zonas específicas de la casa, un gran complemento para poder mantener la calefacción dentro de unos límites razonables.

Velas y macetas

calefactor vela

A lo mejor recuerdas esta ingeniosa solución casera para mantener una temperatura agradable en casa de forma supereconómica que se hizo viral hace unos pocos años; consiste en cubrir una vela con una maceta y colocar varios de estos dispositivos en lugares estratégicos de la casa. Aquí, la versión de pago.

La idea tiene un montón de detractores; las pegas que ponen son muy relativizables; está claro que no calienta como un suelo radiante (si fuera así las velas y macetas costarían 30 veces más), y alertan sobre el fuego sugiriendo acto seguido una estufa de gas (¡!). Es un complemento en plena cuesta de enero, no para sustituir la chimenea en Teruel…

 

Sol, puertas y cinta aislante

“No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”, dice el refrán. A veces no se trata de calentar la casa, sino de evitar que se enfríe. Para ello, una cuidadosa estrategia y algunos apaños pueden mejorar insospechadamente la situación.

Tendrás que planear tu estrategia siguiendo tres reglas fundamentales: aprovecha la luz solar, evita escapes de calor y “zonifica” el calor. Lo que viene siendo cerrar las habitaciones que no uses, aislar bien tus ventanas con burletes o plástico de burbujas y permitir al sol hacer su tarea. Aquí te dan algún detalle más.

Aerotermia

¿Has oído hablar de la aerotermia? Imagen relacionadaTe dejamos esta última idea como una alternativa bastante diferente, porque implica una cierta instalación (según la instalación con la que cuentes) y, por lo tanto, un coste mayor; eso sí, a la larga y como sistema integral de calefacción puede resultar interesante.

Es básicamente una bomba de calor que calienta o enfría agua para tu sistema de calefacción/refrigeración y, además, el agua caliente sanitaria que puedas necesitar. Aquí te explican muy bien en qué consiste el sistema.

2019-01-16T10:46:03+00:00 16 enero 2019|

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.