Para reducir las facturas de luz durante los meses de invierno en el hogar te enseñamos cómo es posible ahorrar energía con el uso de tu calefacción en casa. Descubre cómo pagar menos por cada kWh de consumo para no pasar frío durante este invierno pero tampoco incrementar tus gastos mensuales dentro del hogar.

 Mejora el precio y las condiciones de tu contrato de luz 

Con la llegada del invierno se hace un mayor uso de los dispositivos electrónicos del hogar e incluso de las fuentes de luz artificial porque hay menos horas de luz natural y también se pasa más tiempo en casa. Por esta razón, conviene hacer una comparativa entre el precio del kWh con Naturgy (o cualquier otra compañía) y las condiciones que se aplican en el contrato actual de luz. Cada comercializadora cuenta con su propio catálogo de tarifas y factura por la energía en función de criterios diferentes de discriminación horaria. Por ejemplo: Naturgy tiene varios tipos de precio por kWh si aplica discriminación horaria nocturna o un precio fijo al mes si se elige la opción de tarifa plana.

En la actualidad, los consumidores de luz y gas tienen la posibilidad de elegir con qué compañía quieren contratar los suministros del hogar. Asimismo, pueden cambiarse de forma gratuita siempre que lo estimen oportuno y no haya un compromiso de permanencia vigente.

De cara al invierno, muchas comercializadoras hacen cambios en sus ofertas y promociones para nuevos clientes. Por lo tanto, si crees que estás pagando de más por el consumo en tus facturas de luz y gas con EDP, Iberdrola, Endesa… puedes consultar desde la aplicación móvil o desde tu cuenta online de EDP puedes acceder para hacer trámites e incluso descargar facturas anteriores de EDP para que puedas hacer la comparativa.

 Consejos para reducir el gasto en calefacción en casa 

Sigue esta lista de recomendaciones para disminuir el importe mensual de tus facturas durante este invierno con el uso eficiente de tu sistema de calefacción:

  • No te olvides de la revisión anual: imprescindible para garantizar el óptimo funcionamiento de todos tus equipos de climatización de manera eficiente y reduciendo la posibilidad de que se produzca una avería en pleno invierno. Realiza el mantenimiento de la caldera y purga todos los radiadores.
  • Regula la temperatura con el termostato: fija la temperatura ideal en casa durante el día y la noche y no excedas el nivel recomendado de grados para no llevarte sorpresas en la factura tal y como se explica en este artículo.
  • Control de los aparatos de climatización inteligente: instala aplicaciones móviles que permitan programar el encendido, apagado, funcionamiento general a distancia y consultar el consumo energético de tus radiadores.
  • Elimina los puentes térmicos en la vivienda: coloca paneles y revestimientos aislantes en las zonas donde pueden producirse fugas de energía. Puedes poner burletes adhesivos para aislar las ventanas, juntas y barredores para las puertas…
  • Adapta los textiles para esta temporada: es necesario colocar un tipo de tejido grueso y con propiedades para la conservación del calor en este época. No te olvides de bajar las persianas por la noche y de correr las cortinas.
  • Mejora las condiciones de aislamiento térmico: si te puedes permitir algunas reformas para preparar tu casa antes de la llegada del invierno te recomendamos invertir en soluciones aislantes como la rehabilitación de fachadas, inyecciones de material aislante en techos y paredes, dar una capa de pintura térmica, doble acristalamiento para las ventanas…